High quality wordpress themes are available for instant download.

Astrología en La Tercera

Anacrónico como suena, mucha gente aún cree en cosas como la astrología, de modo que varios medios de comunicación dedican un valioso espacio a la publicación de horóscopos o predicciones de todo tipo. No importa qué tantas veces quede claro el nulo poder predictivo de estas creencias; en aras de un pluralismo malentendido los medios de comunicación no han terminado de echar la última palada de tierra sobre el viejo hábito de dar tribuna a quienes claman obstinadamente que son capaces de anticipar el porvenir y dar consejos en base a esta habilidad. La más reciente expresión de eso la vemos en los blogs mantenidos por La Tercera en su nuevo formato online, los cuales incluyen astrología y otras creencias esotéricas como parte de las temáticas regularmente actualizadas. Al menos en este formato es posible replicar, por lo que quise hacerlo en el blog de astrología, pero los 500 caracteres se me hicieron muy pocos. Escribo aquí abajo el comentario completo que intenté dejar en el artículo “Cómo Chile no asume ni sigue su camino cósmico (IV Parte)“.

[Inicio del comentario]
Es alentador ver que no todo el mundo acepta crédulamente la astrología, aunque sólo haya 2 comentarios escépticos entre los 7 que veo hasta ahora.

Respecto a las predicciones que hace María Luisa, den por descontado que cualquiera me calzaría 🙂 He hecho ya varias veces este experimento: recortar un horóscopo y ofrecer los recortes a un grupo de personas sin que sepan cuál es el signo que en realidad les corresponde y pidiéndoles que seleccionen aquél que mejor los represente. Predeciblemente, la coincidencia tiende a la duodécima parte del total de casos. También he hecho este otro experimento: Entregar a cada persona de una sala una “predicción personalizada”, escrita tomando frases al azar de predicciones astrológicas. Cada persona tiene la misma predicción pero no lo sabe. Les pido entonces que secretamente evalúen, en escala de 1 a 5, qué tanto sienten que la predicción representa lo que viven. Al final dicen en voz alta los puntajes. Siempre he obtenido un promedio superior a 4 en este experimento. ¿Qué señala todo esto? Los practicantes de la astrología usan el Efecto Barnum, es decir, la redacción de mensajes de tal modo que su contenido le calza a cualquiera, para dar una sensación de confiabilidad. Esto finalmente no es una prueba de la validez de la astrología ¡sino de lo similares que somos los seres humanos! Lo curioso es que muchas veces los/as mismos/as astrólogos/as parecen no ser conscientes de estar usando ese efecto, por lo que no necesariamente presumo mala intención sino mera ingenuidad.

La astrología y la ciencia, contrariamente a lo que señala María Luisa, sí están reñidas, y afirmar este hecho es simplemente una muestra de saber cómo funciona el método científico. Jamás se ha probado que la astrología tenga un poder predictivo por sobre el nivel del azar. Jamás se ha probado un vínculo entre los movimientos de los planetas y ninguna característica personal o hecho histórico. El método científico, característica distintiva de la ciencia, nos pide observar, explicar lo observado, y predecir el resultado de futuras observaciones a partir de nuestra explicación. Tal como algún comentarista señaló, la ciencia parte de suposiciones. Lo distintivo de la ciencia es que esas suposiciones son abandonadas una vez que se ha hecho el enésimo experimento que las refuta, siendo reemplazadas por modelos cada vez mejores. La astrología, en cambio, se rehusa a dejar de lado sus ideas aunque no tengan soporte en experimentos. Eso la transforma en un sistema de creencias.

Respecto al 2012, la verdad es que no hay evidencias de que vaya a ocurrir nada especial. He conocido (y en parte estoy reuniendo) toda una colección de libros que han anunciado grandes cataclismos y amenazas para la Humanidad en años específicos desde el s. XIX hasta ahora. Cada vez es algún astrólogo respetable el que ha autorado el libro. Basta como refutación de esa saga el hecho de que estemos leyendo este blog 😀 Lo que me parece más interesante es que, una vez que vendieron el libro con la predicción que no funciona, lejos de guardar un bajo perfil y dedicarse a otra cosa, algunas de estas personas intentan vender un segundo libro, ¡para explicar por qué el mundo no se acabó!

Para terminar quiero agregar que la cita de Newton hecha por María Luisa es incorrecta en su contexto. Se origina en un libro de 1831 escrito por Daniel Brewster, “The Life of Sir Isaac Newton” (editado por John Murray, London, England) y en realidad dice, hablando de religión, no de astrología: “…cuando el Dr. Halley se aventuraba a decir cualquier cosa irrespetuosa sobre religión, él invariablemente lo detenía con la frase, ‘Yo he estudiado estas cosas–usted no'”. Es parte de un pequeño arsenal de citas incorrectas de que echan mano los/as astrólogos/as para ganar credibilidad con la ayuda de algunos grandes nombres que ya no pueden defenderse por estar en la tumba. Afortunadamente sus biógrafos han hecho su tarea y la genealogía de esas citas incorrectas se encuentra con facilidad al buscar en Internet.
[Fin del comentario]

5 Responses to “Astrología en La Tercera”

  1. on 31 Dec 2008 at 7:29 pmpatricio maldonado

    señor samsa.. perdon , Sanzana, (aunque creo que a ud. no le dirá nada esta especie de “sincronicidad” con el personaje de kafka pero bue.. ) celebro su dedicación y esmero por insistir en un mensaje luego de que el “sistema” lo discriminó , como lector he sufrido varias veces lo mismo , es como si despues de escribir un capitulo entero , inspirado , apretase SUPR en vez de ENTER …es verdad lo que ud. dice , a por lo menos yo le encuentro todo el sentido comun del cielo , pero , no le perecen los frios números de la logica tan abstractos y vacios , carentes de cualquier misericordia para un alma (o cuerpo mental) que se debate año tras año , era a era tratando de encontrar respuestas que no solo expliquen o intenten explicar el entorno mas inmediato , si no tb el contexto en que uno vino a parar al mundo?..asi a la rápida pienso en Sábato , que de físico en los laboratorios de madame Curie se pasó al bando contrario .. en esas ramas evangélicas que utilizan precarios argumentos teológicos para validarse sobre los católicos.. en fin.
    ahora , sus experimentos son los que mas atraen mi atencion , y en definitiva , sin mas rodeos , los que me hacen escribirle .
    Profesa ud. tal confianza en las palabras y en las “ideas” , argumentos que estas ofrecen a los “consultantes” como para permitirse , mediante las mismas , “probar” que esta pseudo-ciencia miente…cuando en realidad , y si ud. fuera aún mas diligente , notaría que hay una gran diferencia entre símbolo y “significante” por tratar de decirlo de alguna manera “asible” , y que muchos de estos “astrologos” , algo mas aterrizados , si lo notan y apuntan .
    que puede ofrecer ud. a cambio de un mito , sobre un asunto tan antiguo y peludo como el devenir del hombre sobre la tierra y el cielo ?.. aparte de su , esta vez si , para mí , “ingénua” confianza en los signos vacios de un alfabeto que está en contínuo movimiento , ebullición y cambio tratando de amoldarse al pensamiento y que , como otros , antes , imagen pasajera de los que lo hablaron y lo vivieron , tambien pasará….

  2. on 01 Jan 2009 at 12:49 amEduardo Unda-Sanzana

    Hola Patricio,

    > que puede ofrecer ud. a cambio de un mito , sobre un asunto tan
    > antiguo y peludo como el devenir del hombre sobre la tierra y el cielo?

    Nada, pues para quien ande buscando un mito, me parece válido y justo que encuentre uno, ya que se convierte en parte del sistema de creencias de cada individu@ y a eso no tengo nada que oponer. Pero ¿qué pasa con quienes no buscan un mito sino guía para tomar ciertas decisiones, desde temas de salud a laborales? Eso requiere superar ciertos criterios básicos de efectividad, y es importante que la gente sepa que muchas prácticas esotéricas no están a la altura de lo que afirman ser capaces de hacer. Si a la persona eso no le importa, entonces que siga por ese camino, pues es su decisión. Yo intento aclararle la película a la gente a la que esa efectividad sí le importa, y que por falta de herramientas de análisis o de información fidedigna puede vivir bajo la ilusión de que eso que le están vendiendo sirve. En España hay un proyecto de ley para que todo servicio ofrecido comercialmente, asociado a estas prácticas, deba llevar un rótulo advirtiendo que no tienen aval científico alguno y que deben ser tomadas como un simple entretenimiento. Creo que falta un proyecto similar en Chile.

    Además hay un límite en que chocamos con una cuestión ética, ante la cual creo que ningún/a científico/a debiera permanecer pasiv@. Doy un ejemplo: Si la señora de la casa cree, de boca de astrólogos/as, videntes, tarotistas, etc. que la Tierra se está calentando porque el Sistema Solar está vibrando de otra manera, o porque un planeta gigante se acerca, o porque el magnetismo del Sol nos está afectando y su polaridad va a cambiar, ¿qué puede hacer ella? En cambio si se convence, como en realidad es, de que el calentamiento global se debe a nuestra emisión de gases invernadero, ella puede participar de la solución modificando sus hábitos de consumo y convirtiéndose en agente de cambio hablando con sus vecin@s, representantes políticos, etc. Si en algunas décadas el maravilloso fenómeno de la vida en la Tierra está al borde de desaparecer, va a haber sido por las malas decisiones que hayamos tomado ahora. Creo que entonces no se puede permanecer impávido frente a quienes tratan de lucrar con las angustias de la sociedad, en lugar de encauzar las energías de la gente hacia donde pueden ayudarnos a superar con éxito nuestra adolescencia como especie.

    Eduardo

    P.S.: Sabato y Kafka son dos de mis autores favoritos. Sabato no dejó la ciencia para pasarse “al bando contrario”, pues la literatura, la filosofía y la pintura, sus actividades posteriores, no son antagonistas de la ciencia sino su complemento, y él mismo ha ayudado a construir esa noción. Los conocimientos de tipo espiritual también lo son, por supuesto, pero creo que la gente tener la base correcta de información para saber qué usar en cada situación.

  3. on 01 Jan 2009 at 11:35 pmpatricio maldonado

    mmmmm , que el arte en gral (literatura,filosofia, pintura , que ud enumera en su posdata final) sean un “complemento” , apéndice , de la ciencia (moderna , me imagino) es , por lo menos , un comentario aventurado. Lo felicito por el buen gusto de sus autores , por lo mismo le recomiendo el ejercicio de la Re-lectura , se sorprenderá con los nuevos matices y guiños que nos hacen los autores con sus historias y personajes de una leída a otra en la vida…que no es acaso abaddon , el exterminador , no solo el final de una magnifica trilogia si no además una confesión cuasi esotérica y psicologica del propio autor?…No es acaso la Incertidumbre uno de los Paradigmas aportados por nuestros contemporáneos a esta ciencia que tanto alaba.. la incertidumbre , amigo . se acabaron las certidumbres..

  4. on 02 Jan 2009 at 3:12 amEduardo Unda-Sanzana

    Esto ya es off topic, pero vale aclarar que mi uso de “complemento” no comporta una disminución de importancia. Digamos que la ciencia es complemento del arte, si eso explica mejor la idea. Sobre Abaddón, es bueno releer el libro, pero también los ensayos y las entrevistas a Sabato. La conclusión es que aunque Sabato valora el esoterismo por razones que finalmente son personales (y no olvidemos que lo hace habiendo experimentado de primera mano la ciencia, el surrealismo, el anarquismo, etc) él no rechaza cualquier progreso provisto por la ciencia sino aquel que es deshumanizante. No me lo imagino pensando que el mundo sería mejor si nadie investigara cómo curar el cáncer, por ejemplo, pero sí lo consternaría el patentamiento de genes.

    Las ideas de incertidumbre en el nivel microscópico y de caos y relatividad en el nivel macroscópico son ciertamente aportes paradigmáticos de la ciencia moderna, pero el uso de estos conceptos debe ser riguroso, pues de otro modo se está hablando de otra cosa. La incertidumbre cuántica no implica el fin de las certidumbres. El caos no quiere decir que nada es predecible. La relatividad no quiere decir que todo es relativo. Por falta de familiaridad con la ciencia estos conceptos han sido muchísimas veces mal utilizados en la literatura esotérica e incluso en textos filosóficos de valor académico, como en cierta forma mostró el escándalo Sokal (http://en.wikipedia.org/wiki/Sokal_affair).

    Gracias Patricio por tus aportes.

  5. on 06 Jan 2009 at 1:06 ampatricio maldonado

    en un sentido , que para mí es dificil desintegrar , lo admito , ud. tiene razon y quizá nos hallamos salido del asunto , no quiero insistir ni parecer majadero , pero…la alusión a estos nuevos paradigmas en la ciencia no era mas que para graficar la contínua reformulacion a que el conocimiento está sujeto..
    como yo veo lo esotérico es mas parecido a esos vegetales y sustancias que escondidos en la profundidad de las selvas o bosquecillos guardan un sin fin de propiedades tanto curativas como regenerativas , las tradiciones orales sobre mitos y leyendas que nos”dicen” lo que hemos sido o lo que somos… pero en fin , tal vez no me he dado a entender lo suficiente , como decia en algun mensaje anterior y de ahi mismo , de las palabras , mi cuasi critica a su postura anti astrologica … veremos alguna vez concluidas ambas tareas monstruosas , por un lado la unificacion de las teorias macro y microcosmicas.. y la mas completa integracion del humano a su naturaleza espiritual y fisica…saludos.

Trackback URI |